448 La Iglesia sin mancha – Himnario Celebremos su Gloria

448 La Iglesia sin mancha – Himnario Celebremos su Gloria

En esta ocasión revisaremos la letra del Himno No 448 La Iglesia sin mancha del Himnario Celebremos su Gloria.

Es importante notar que el propósito es ayudar al pueblo de Dios a ser más diligentes a la hora de observar qué himno se usará.

I Corintios 14:15 ¿Qué, pues? Oraré con el espíritu, pero oraré también con el entendimiento; cantaré con el espíritu, pero cantaré también con el entendimiento. Recuerde: “Cantamos lo que creemos” Si no examinamos lo que cantamos, hasta podríamos estar negando la fe en Cristo, o cantando mala doctrina sin saberlo.

“Enséñame lo que cantas en tu iglesia y te diré en lo que crees”

Himno La Iglesia sin mancha

                        Letra:

1. ¿Quienes son las que han venido? ¿Hacia donde marcharán?

De pureza van vestidos, ropas blancas llevan ya

Coro:
Es la Iglesia fiel, sin mancha ni arruga, que el Salvador redimió

Es la Iglesia fiel sin mancha ni arruga, que el Salvador redimió

2. ¿Puedes escuchar los cantos que conmueven todo ser?

Es el grupo de los santos que al Cordero quieren ver

 

3. No te asusten las tristezas, nunca cedas ante el mal.

Triunfaras en tus pobrezas, tendrás gozo celestial.

 

4. El pendón de tu alabanza debes hoy enarbolar

En tu Rey pon tus esperanza y el victoria te dará

Letra y Música: Ralph E. Hudson 
Traducción: Honorato Reza
Ralph E. Hudson, nació: 12 de julio de 1843, Napoleon, Ohio, EEUU.
muere: 14 de junio de 1901, Cleveland, Ohio, EEUU.
Sepultado en Alliance, Ohio.

La multitud vestida de ropas blancas

Este canto esta basado en Apocalipsis capitulo 7:9 -17

“Después de esto miré, y he aquí una gran multitud, la cual nadie podía contar, de todas naciones y tribus y pueblos y lenguas, que estaban delante del trono y en la presencia del Cordero, vestidos de ropas blancas, y con palmas en las manos; y clamaban a gran voz, diciendo: La salvación pertenece a nuestro Dios que está sentado en el trono, y al Cordero. Y todos los ángeles estaban en pie alrededor del trono, y de los ancianos y de los cuatro seres vivientes; y se postraron sobre sus rostros delante del trono, y adoraron a Dios, diciendo: Amén. La bendición y la gloria y la sabiduría y la acción de gracias y la honra y el poder y la fortaleza, sean a nuestro Dios por los siglos de los siglos. Amén. Entonces uno de los ancianos habló, diciéndome: Estos que están vestidos de ropas blancas, ¿quiénes son, y de dónde han venido? Yo le dije: Señor, tú lo sabes. Y él me dijo: Éstos son los que han salido de la gran tribulación, y han lavado sus ropas, y las han emblanquecido en la sangre del Cordero. Por esto están delante del trono de Dios, y le sirven día y noche en su templo; y el que está sentado sobre el trono extenderá su tabernáculo sobre ellos. Ya no tendrán hambre ni sed, y el sol no caerá más sobre ellos, ni calor alguno; porque el Cordero que está en medio del trono los pastoreará, y los guiará a fuentes de aguas de vida; y Dios enjugará toda lágrima de los ojos de ellos.”
‭‭

Uno de los 24 ancianos se acercó a Juan y le pregunta: “¿quiénes son éstos vestidos de ropas blancas?” Juan, al no reconocer a esta multitud vestida de ropas blancas, le respondió: “Señor, tú lo sabes”. Ahora, el anciano le explicó: Estos son los que han salido de la gran tribulación. Esta multitud es diferente: “son los que han salido de la Gran Tribulación”. Esta es una multitud especial, de toda tribu y nación, pueblo y lengua, que ha salido de la Gran Tribulación. Por lo tanto creemos que la iglesia no va a pasar por la Gran Tribulación.

El Apóstol Pablo en su primera epístola a los Corintios, capítulo 10, versículo 32, lo explica así: No seáis de tropiezo ni a judíos ni a gentiles, ni a la iglesia de Dios.
Pablo está diciéndole a los Corintios que hay tres grupos: los judíos, los gentiles y la Iglesia de Dios. Esa es una de las divisiones que la Escritura hace de la Humanidad y que continúa vigente.
Ahora, en ese específico tiempo que estamos estudiando, solamente habrán quedado dos grupos, los judíos y los gentiles, que recordemos, este último grupo son todas las personas que no han nacido dentro del pueblo judío.

¿Dónde está el tercer grupo, la Iglesia de Dios? La Iglesia ya fue al Cielo, fue quitada de la Tierra en un instante de manera sobrenatural, para estar con Jesucristo. El Señor Jesucristo dijo en el evangelio de Juan, capítulo 14, versículo 2 y 3: “Voy, pues, a preparar lugar para vosotros. Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis”. 

 Cristo viene por su Iglesia y será arrebatada, no estaremos como iglesia en la Gran Tribulación.   

  I Corintios 15:51  – 52 He aquí, os digo un misterio: No todos dormiremos; pero todos seremos transformados, en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta; porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados.

La venida del Señor
13 Tampoco queremos, hermanos, que ignoréis acerca de los que duermen, para que no os entristezcáis como los otros que no tienen esperanza.

14 Porque si creemos que Jesús murió y resucitó, así también traerá Dios con Jesús a los que durmieron en él.

15 Por lo cual os decimos esto en palabra del Señor: que nosotros que vivimos, que habremos quedado hasta la venida del Señor, no precederemos a los que durmieron.

16 Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero.

17 Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor.

18 Por tanto, alentaos los unos a los otros con estas palabras.

Este grupo ha salido de la Gran Tribulación, le explicó el anciano. Quien usó este término de “la Gran Tribulación fue el Señor Jesucristo. Lo podemos leer en capítulo 24 del evangelio de Mateo, versículo 21, donde Jesucristo dijo: Porque habrá entonces gran tribulación, cual no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá.
De modo que cuando uno de los ancianos le preguntó a Juan, quiénes eran estos de la multitud, Juan no puede identificarlos. No era la Iglesia, no eran los santos israelitas del Antiguo Testamento, Juan hubiera sabido eso.

Claro está que el himno hace referencia a que la Iglesia salió de la Gran Tribulación, y como pudimos estudiar la Iglesia no estará en la Gran Tribulación.
Un cristiano tiene la obligación de juzgar correctamente si las cosas son hermosas o feas. Dios manda a los creyentes: “Examinadlo todo” y “retened lo bueno” (1 Tesalonicenses 5:21). En otras palabras, aquí Dios manda específicamente al cristiano a evaluar todo a fin de determinar si algo tiene un valor intrínseco.
Lo bueno, lo malo y lo feo
Quizá el pasaje que expresa con mayor claridad tal mandato es Filipenses 4:8

Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad.

Aquí encontramos una lista de normas absolutas por las que debemos juzgar todas las cosas. La expresión “en esto pensad” significa literalmente “tened en cuenta”. Debemos juzgar todo lo que cruza nuestro camino según las cualidades de esta lista.

Debemos probar la buena y perfecta voluntad de Dios ( Rom 12: 2 ), probar cosas que son excelentes ( Flp 1: 9-11 ), probar todo y aferrarnos a lo que es bueno ( 1 Tes. 5:21 ), y capacitar a nuestro discernimiento para distinguir el bien del mal ( Hebreos 5:14 ).
Todos estos pasajes, y más, implican que debemos evaluar activamente todo para determinar si realmente es bueno.

Efesios 5:10 Comprobando lo que es agradable al Señor.

 

Esta entrada tiene 4 comentarios

  1. Es muy confusa vuestra visión de la doctrina de las últimas cosas. No la comparto.

    Saludos

    1. ¿Que le parece confuso?
      El canto habla que la iglesia pasará por la Gran Tribulación y eso no será así.

  2. ¡¡ Excelente !!

  3. Eso debería ser un buen habito que todos deberíamos de tener al momento de cantar un himnos.
    ¡Muchas gracias por el aporte ! esperamos poder seguir leyendo mas sobre este tema de los himnos.

    Dios le continué usando.

Deja un comentario

Cerrar menú
×
×

Carrito